6 pasos para evitar comer por ansiedad

Muchas pensamos que los malos hábitos alimenticios sumados a una vida sedentaria son la única causa del sobrepeso, pero esto no es cierto, hay personas muy dedicadas al ejercicio y que seleccionan sus alimentos siempre con bajas calorías, pero no logran su meta debido a una ansiedad por la comida.

ansiedad-comida

Los antojos por la comida chatarra, los dulces o cualquier alimento ocasional fuera de nuestra dieta, se debe a que deseamos llenar ese vacío ocasionado por la ansiedad, buscando un consuelo en la comida; y esto nos lleva a un aumento de peso que no podemos controlar.

¿Cómo saber si sufrimos de ansiedad por la comida? Muy fácil, si alguna vez te compraste algún dulce que pensaste que te duraría varios días y sin embargo al cabo de unos minutos te das cuenta que el empaque está casi vacío, esto significa que solo querías calmar tu ansiedad y no tu hambre.

Te puede interesar: Dieta para perder 5 kilos 

Pero no creas que es solo tu culpa, todos los dulces tienden a ser un poco adictivos y no solo por su sabor, sino que los carbohidratos que poseen crean un efecto de calma natural, es por eso que al comer dulces te sientes más aliviada.

Nosotros o mejor dicho nuestro subconsciente busca una manera temporal de mejorar nuestros estado de ánimo, y jsuto el efecto creado por la comida es solo temporal, un aproximado de 20 minutos, por ello no debemos dejarnos llevar por nuestros impulsos, es muy fácil ir por algo de comer, pero si te acostumbras a esto crearas un mal hábito que será difícil de controlar.

En un principio sentirás al comer que tu calma vuelve, pero con el tiempo tu estado de confort desaparecerá y un sentimiento de culpa te agobiara, junto con otros síntomas como el sentirte aletargada, cansada, y sobre todo con problemas de sobrepeso.

Sabiendo ahora que la comida es solo un placebo para nuestro cerebro, podrás darte cuenta que en realidad todos los problemas que te agobian como el estrés, la frustración, tristeza, etc., no desaparecerán de ti, sino que solo dejaras de sentirlos por un corto tiempo, haciendo más grandes tus problemas, porque le sumaras uno más: engordar.

Cuando estas sumergida en este problema te verás atrapada en un círculo vicioso, del cual te costará mucho salir, a menos que logres romper con este mal hábito; y yo te diré a continuación como lograrlo.

Te puede interesar: 7 razones para comer aguacate (palta)

1. ¿Realmente tienes hambre? está es una pregunta que te tienes que hacer a consciencia, si realmente tienes hambre con una fruta bastara, dado que contiene los micronutrientes que necesitas, pero si deseas un dulce entonces no es hambre y deberás evitarlo.

2. En ese preciso momento en que el hambre te invade piensa como te sientes, sola, molesta, aburrida, estresada, al lograr entender el porqué de tu repentino apetito, podrás saber qué es lo que te impulsa a comer.

3. Una vez descubierto el sentimiento que te impulsa a comer, debes de aprender a controlarlo, por ejemplo si estas triste trata de ver algún vídeo que te alegre, si estas estresada busca algo que te relaje.

4. Habla con alguien, no lo guardes para ti sola, el compartir tu problema te ayudara a sentirte más aliviada, y te resultará más fácil poder enfrentarlo.

5. Dale tiempo al tiempo, cada vez que el hambre quiera apoderarse de ti busca una distracción, lee, mira la televisión, metete al internet, por un tiempo de 10 minutos, y cada vez que lo logres a la siguiente vez agrégale 5 minutos más.

6. Da tu mejor esfuerzo y no te rindas, al principio no será fácil, así que no te des por vencida si en los primeros intentos no lo logras.

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.