La dieta del 30 por ciento

La dieta del 30 por ciento, no requiere que contemos calorías ni que nos matemos haciendo deporte, en apenas un mes podemos adelgazar rápidamente y eliminar esos kilos de más; el matrimonio Hartwig crearon la dieta del 30 por ciento en el año 2009 y se ha hecho famosa especialmente en los dos últimos años.

dieta-30-por-ciento

El secreto es eliminar de nuestra dieta durante 30 días todos los cereales, productos lácteos, azúcar y legumbres, también es prohibido el consumo de alcohol; pero lo bueno de la dieta del 30 por ciento es que no se pasa hambre.

La nutricionista y cocreadora de la dieta del 30 por ciento, Melissa Hartwig, no niega que se trate de un régimen complicado de seguir pero insiste en que en la vida hacemos cosas más difíciles: “Dar a luz un bebé, superar la pérdida de un padre o vencer el cáncer, eso sí es difícil”.

Quizá te pueda interesar: Los milagros de la risoterapia

Al restringir los principales grupos de alimentos y después volver a introducirlos uno por uno en nuestra dieta podremos averiguar cuáles son las comidas responsables de que nos falte energía, tengamos mal humor o durmamos mal.

El hecho de que los seguidores de la dieta compartan en sus perfiles las fotos del antes y el después, imágenes de los platos que comen y sus impresiones positivas sobre la misma, ha hecho que muchos amigos y familiares se animen a seguirla.

Existen muchos resultados que han servido para que muchas otras personas se den cuenta de los beneficios de la dieta.

Expertos en alimentación como la dietista Salge Blake, portavoz de la Academia de Nutrición y Dietética de Boston, encuentran desventajas en la Whole30, a pesar de que la dieta del 30 por ciento principalmente mantiene una alimentación sana basada en proteínas, verduras y alimentos no procesados y que además prohíbe la ingesta de azucares y alcohol.

En su opinión, lo que ocurre es que siempre que se eliminan grupos de alimentos se reducen calorías y se baja de peso, pero como la mayoría de las dietas a corto plazo, una vez que el programa termina los kilos vuelven.

Salge Blake insiste en que muchos de los alimentos que se eliminan en la dieta son componentes importantes para una dieta saludable como el calcio o la vitamina D de los lácteos o las proteínas de las legumbres, estos grupos de alimentos juntos pueden ayudar a combatir enfermedades crónicas como la diabetes tipo 2, enfermedades del corazón, cáncer e incluso prevenir derrames cerebrales.

Muchos nutricionistas profesionales dicen que se trata de una dieta drástica que debe ser seguida de cerca por un médico para controlar que sus efectos no sean perjudiciales si se mantiene durante un largo periodo de tiempo.

Es importante tomarse la dieta como un reto de 30 días; muchos de los seguidores de la dieta surgen de la idea de ser capaces de no saltársela durante un mes, lo ven como un desafío personal para perder peso y comer sano durante los 30 días de régimen.

Quizá te pueda interesar: Cómo evitar y curar el dolor de espalda

La dieta del 30 por ciento podría ayudar a sus seguidores a mantener una alimentación sana en el tiempo, consumiendo más vegetales y proteínas y dejando a un lado los alimentos procesados y las grasas.

Según Leslie Bonci, directora de nutrición del Centro de Medicina Deportiva de la Universidad de Pittsburgh, “me gustaría ver los efectos en la alimentación durante 365 días, no sólo 30, y es en este punto donde realmente creo que se convierte en una dieta demasiado extrema”.

Leslie Bonci coincide con Blake en que el problema es que al eliminar de raíz ciertos alimentos durante equis días, se adelgaza rápidamente, pero al reincorporarlos a la dieta sin más se recuperan los kilos.

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.