Consejos para dormir bien

Es propio de los tiempos actuales, que nuestras horas de sueño cada vez sean menos; y acumulado al estrés de la rutina laboral o de los estudios, hace que esas pocas horas de sueño que tenemos, no podamos descansar como es debido.

dormir-bien

Lo más aconsejable es dormir al menos 7 u 8 horas diarias para obtener el descanso que realmente nos merecemos; y si incumplimos esto, lo más seguro es que al día siguiente no podremos llevar a cabo nuestros compromisos profesionales con total efectividad; es más, si somos propensos a dormir poco un día sí, y otro también, el cansancio se irá acumulando hasta el punto que nos pueda afectar a nuestra salud tanto física como mental.

Quizá te pueda interesar: Los beneficios del ejercicio físico en nuestra salud

El dormir poco provoca que produzcamos altos niveles de azúcar en la sangre; y a largo plazo aumentemos de peso e incluso lleguemos a tener diabetes; de igual manera la falta de sueño produce un descenso de nuestra temperatura corporal, afectando directamente al metabolismo y a nuestro ritmo cardíaco.

Referente al aspecto mental, no dormir bien puede provocarnos todo tipo de cuadros de estrés y depresión, sobre todo si tenemos grandes cargas y compromisos a los que atender al día siguiente.

Si ya estas convencido de que no dormir bien trae demasiadas consecuencias malas a nuestra vida; entonces debes de seguir los siguientes pasos que te indicaré para que puedas dormir como te mereces.

Lo primero es ponernos una hora fija a la que irnos a la cama; de esta forma conseguirás ser constantes a la hora de descansar y en no alterar las distintas fases del sueño; al llegar a la hora exacta, tenemos que ir a la cama aunque no tengamos sueño e intentar relajarnos; aunque no se nos apetezca, seguro que caemos dormidos antes de lo que imaginamos.

No debemos ingerir demasiada comida pesada antes de dormir; pues al abusar del estos alimentos por la noche, hace que la digestión sea mucho más difícil de realizar, provocando que nos pueda doler el estómago mientras estemos en la cama; algo que dificultará mucho que conciliemos el sueño de manera normal.

Realizar ejercicios por la noche; de esta manera conseguiremos quedar exhaustos tanto física como mentalmente gracias a todo el ejercicio al que hagamos; tras esto, seguro que nuestro cuerpo nos pide un descanso en la cama lo antes posible; con esto lograremos dormir como un recién nacido.

Tomar un baño antes de ir a la cama es una buena forma de conciliar el sueño; pues el agua caliente nos ayudará a relajar todas nuestras articulaciones y a destensar los músculos, consiguiendo así una gran sensación de bienestar que nos ayudará a dormir mejor.

Quizá te pueda interesar: 10 ejercicios para tener los glúteos perfectos

Escuchar música relajante en la cama; aunque cualquier música sirve; de esta forma nos desconectaremos del ruido de la ciudad con una melodía pacífica; si no tienes alguna música que te relaje, puedes buscar en Youtube cualquier playlist con canciones que te ayudarán.

Gracias a estos consejos podremos conciliar mucho más fácilmente el sueño, y lograremos obtener el descanso que tanto necesita nuestro cuerpo y nuestra mente.

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.