Consejos para fortalecer el sistema inmunológico

Nuestro sistema inmunológico se encarga de proteger nuestro cuerpo contra los agentes nocivos, pues su función es la defensa contra infecciones y enfermedades, destruyendo células patógenas; por eso, es importante llevar un estilo de vida saludable, para reforzar el sistema inmunológico, especialmente si sufres de enfermedades que afectan al sistema inmunológico directamente o si padeces enfermedades crónicas.

alimentos-sistema-inmunologico

Cómo reducir el estrés: Este mal es capaz de alterar los estados de ánimo y llevarnos a la depresión y la ansiedad, afectando directamente el sistema inmunológico, y es capaz de dañar la resistencia de este sistema y aumentar las probabilidades de enfermedad; la mejor manera son los métodos de relajación, la meditación, los ejercicios de respiración, el yoga o tai-chi y tomar contacto con la naturaleza siempre que te sea posible, de esta manera podrás contrarrestar estos estados perjudiciales.

Quizá te pueda interesar: 10 ejercicios para tener los glúteos perfectos

Realizar ejercicio físico: El ejercicio regular beneficia el sistema inmunológico, por lo que resulta importante caminar al menos 20 minutos, cuatro o cinco días a la semana; además ayuda a reducir el declive de la función inmunitaria, relacionada con la edad; cuando realizas ejercicio sobrepasando los límites personales, corres el riesgo de adquirir infecciones, especialmente del tracto respiratorio superior; por lo que resulta muy importante ajustar la intensidad, para no dañar el sistema inmunológico.

Qué nutrientes son beneficiosos para el sistema inmunológico: Existen ciertos nutrientes específicos para aumentar la función del sistema inmunológico, y los antioxidantes ayudan a eliminar las toxinas del cuerpo que puede afectar negativamente el sistema inmunológico.

Los beneficios de la vitamina C: Esta vitamina es la más importante para el sistema inmunológico; porque aumenta la producción de células que combaten la infección de la sangre y reduce el riesgo de contraer virus que pueden entrar en las células; la vitamina C se encuentra en los cítricos, pimientos, fresas, kiwis, mangos, tomates, batata, coliflor, col rizada, brócoli, y coles de Bruselas entre otros.

Los beneficios de la vitamina E: Esta vitamina estimula la producción de células que matan los gérmenes, las bacterias y el cáncer, y protegen el cuerpo de los contaminantes ambientales; se pueden encontrar fuentes en gran variedad de frutas y verduras, aceites prensados en frío, cereales integrales, legumbres, semillas y frutos secos.

Los beneficios de los carotenoides: Estos son ricos en betacaroteno y se encuentran en alimentos como albaricoques, melocotones, sandía, maíz, nabos, col, batata, calabaza, remolacha, brócoli, espárragos y maíz. Estas frutas y verduras contienen antioxidantes, que ayudan a reparar las células dañadas por los radicales libres; los alimentos ricos en betacaroteno proporcionan vitamina A y mejoran la función del sistema inmunológico.

Los beneficios del Selenio y Zinc: El selenio lo podemos encontrar en el atún, carne, cereales integrales, nueces del Brasil, y el zinc lo podemos encontrar en los productos lácteos, frutos secos, mariscos, carnes rojas, frijoles y cereales integrales, estos alimentos son ricos en proteínas, tanto vegetales como animales, y a través de los aminoácidos sirven de construcción para muchas células del cuerpo.

Quizá te pueda interesar: Los beneficios del ejercicio físico en nuestra salud

También nos ayuda la fibra de los cereales integrales, pues estos deshacen las toxinas del cuerpo, a través del hígado, fortaleciendo el sistema inmunológico; en cuanto al zinc, resulta muy importante porque mejora la función de las células T, que resultan vitales en la identificación de antígenos y de esta manera informar de los invasores a otras células inmunes.

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.