La dieta inversa te ayudará a no recuperar el peso perdido

La dieta inversa es muy diferente a las dietas que estas acostumbrada a realizar, la dieta se debe de hacer después de una etapa de perdida de grasa, pues una vez que bajas de peso tu metabolismo queda muy dañado, el cual se vuelve lento, así que no es recomendable pasar directamente a ingerir alimentos con más calorías o pasar a tu nivel de mantenimiento y mucho menos a una etapa de ganancia muscular, ya que pasaría el temido ”efecto rebote”; y de esta manera tu etapa de perdida de grasa exitosa se vería seriamente afectada por este error, esto ocurre porque al estar tu metabolismo lento y dañado, tratara de guardar todas las calorías posibles para usarlas como energía, ya que has estado usando muy poca en tu etapa de perdida de grasa.

dieta-inversa

Para realizar una dieta inversa, lo único que necesitas es comer más, pero poco a poco, debes comenzar agregando cada semana 15 a 20 carbohidratos, al menos durante la primera semana de la dieta inversa, de esta manera veras como va reaccionando tu cuerpo, si es que durante esa semana ganaste algo de peso, no tienes que preocuparte, pues es simplemente glucógeno, pero deberás reducir la cantidad de carbohidratos que vas agregando a quizás 25, 30 o hasta 50 carbohidratos en algunos casos, todo va a depender de si sigues bajando de peso o si ya empezaste a ganar un poco; debes tener presente que para todos, la dieta inversa es diferente, por eso la insistencia de que prueben con su cuerpo a ver cómo va reaccionando es muy importante; en cuanto a la grasa, procuren no aumentar más de 20 gramos en toda su dieta inversa, pueden agregar 5 gramos cada 3 semanas, o planificarla de tal forma que cada semana aumentan 1 a 2.5 grs de grasa; pero no debes de pasar de 20 en toda la dieta inversa.

Quizá te pueda interesar: Los beneficios del ejercicio físico en nuestra salud

Al cumplir con estas normas, empezaras a reestablecer tu metabolismo, esto quiere decir, que tu metabolismo se volverá más rápido, de tal forma que cada podrás comer más y más comida sin almacenar grasa, incluso podrías estar comiendo más allá de tu nivel de mantenimiento y seguir sin ganar ni un gramo de peso, de esa forma en tu etapa de ganancia muscular podrás comer aún más que si no hubieras hecho dieta inversa, y tu próxima vez que entres en una etapa de perdida de grasa, será menos severa, pues podrás definirte con más comida que en tu primera etapa y no será tan dura, además que tendrás la recompensa de ver definido todo el músculo que creaste.

Mientras estés haciendo la dieta inversa es sumamente importante que sigas haciendo cardio, pero tendrán que ir bajando 10 minutos semanales del cardio total del que realizas normalmente, es decir si a la semana hacían cardio 5 veces durante 25 minutos, ahora dos días de la semana lo reducirás a 20 minutos, y así irlo reduciendo poco a poco semana a semana, hasta que se quedan con 2 a 3 días de cardio planificado.

Quizá te pueda interesar: Matt Bradley y Hannah perdieron 60 kilos para su boda

Si te pones a pensar muchas veces nos estancamos en la etapa de perdida de grasa, por desconocer cómo hacer las cosas, o simplemente ya no podemos bajar de peso, por eso es recomendable que incorpores una dieta inversa, para reestablecer tu metabolismo, y que una vez reestablecido puedas seguir con tu etapa de perdida de grasa.

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.