Qué hacer cuando sufres de hipertensión

Existen muchas personas que sufren de hipertensión, la cual es una enfermedad irreversible, que produce una estrechez en las vías sanguíneas más pequeñas y las arterias pierden su elasticidad general, por esta razón el corazón es obligado a bombear con más fuerza para poder enviar la sangre a todos los órganos.

hipertension

La hipertensión es también conocida como presión arterial alta, esta puede tener muchas causas, entre las cuales las más conocidas son:

Quizá te pueda interesar: Alimentos que debes comer antes de ejercitarte

  • Se puede ocasionar por la acumulación de grasa en los vasos sanguíneos.
  • Al pasar por algunas situaciones de angustia y estrés.
  • El estar en modo sedentario, es decir tener muy poca actividad física y comer alimentos ricos en grasas y muchos carbohidratos.
  • Consumir demasiada sal con los alimentos.
  • Ser adicto al alcohol y al tabaco.
  • Padecer diabetes o de los riñones.

Al tener el corazón que esforzarse para bombear con más fuerza de lo normal para poder mantener la constante circulación en todo el organismo, posiblemente ocasione problemas muy graves, como infartos o angina de pecho, la cual es una obstrucción parcial de las arterias del corazón.

La hipertensión produce fuertes dolores de cabeza, fatiga, nauseas, vómitos  visión borrosa; ocasionados principalmente por lesiones y hemorragias en el cerebro, en los ojos, el corazón y los riñones, puesto que los vasos sanguíneos no puedan soportar toda la presión a la que son sometidos.

Esta enfermedad es conocida como el “asesino silencioso”, puesto que no muestra síntomas y los pacientes sólo se dan cuenta cuando han tenido alguna complicación grave o durante una revisión general mientras se está tratando otra enfermedad.

Es un padecimiento incurable, pero si se tiene el cuidado adecuado siguiendo las recomendaciones del médico y tomando los medicamentos recetados en los horarios adecuados, se puede controlar y tener una calidad de vida aceptable.

Los cuidados que se deben tener cuando se padece de hipertensión son:

  • Debes monitorear la presión con alguna frecuencia, y aprender a usar alguno de estos instrumentos.
  • Esfigmomanómetro, este se coloca en el brazo y es muy parecido a un reloj.
  • Baumanómetro, es conocido como barra de mercurio y requiere el uso de estetoscopio.
  • Medidores de presión digitales, son nuevos y no siempre son precisos.

Al momento de tomar la presión debemos tener en cuenta dos valores: el elevado, es cuando el corazón se contrae, es llamado sístole; el bajo, es la relajación entre un latido y es llamado diástole; los valores normales en los adultos son de 120-80, si los valores pasan de 140-90 y la persona está relajada se considera hipertensa.

Debes practicar ejercicios adecuados a la edad, de este modo se favorece la circulación de la sangre, manteniendo una buena y adecuada oxigenación; ayuda a eliminar la grasa y fortalece el corazón.

Debes dejar a un lado el hábito de fumar y de beber alcohol, puesto que aceleran el ritmo cardíaco produciendo hipertensión.

Es importante procurar bajar o eliminar el consumo de sal, ya que el sodio produce retención de agua, aumentando el volumen de sangre y la fuerza que realiza el corazón para bombearla.

Debes tener una alimentación sana, rica en frutas, verduras, cereales integrales; evitar las carnes rojas, las grasas saturadas, las vísceras y los huevos, ya que pueden aumentar el colesterol en la sangre.

Debes mantener un peso normal y estable.

Trata de mantener la tranquilidad y acabar con las situaciones que producen estrés, mantenerse relajado evitará que se suba la presión.

Quizá te pueda interesar: 10 ejercicios para tener los glúteos perfectos

Debes tomar los medicamentos recetados respetando los horarios, y jamás dejar de tomarlos aunque la presión se normalice.

Debes mantener controlados los niveles de colesterol, pues el corazón deberá esforzarse demasiado.

Debes asistir con frecuencia y puntualmente a los controles para estar seguros de que el tratamiento está dando los resultados esperados.