Los beneficios de los jugos de fruta

Los jugos de frutas nos brindan un sinfín de beneficios para nuestro organismo, pero cada fruta tiene propiedades diferentes unas de otras, es por ello que hoy te dejo con 3 opciones de jugos de frutas, cada una beneficiosa para diferentes ocasiones; tu solo debes de escoger sabiamente cual es la que necesitas en estos momentos.

jugos-fruta

Fresa: Es la fruta de una planta conocida como fresera; es muy rica y saludable, llena de vitaminas y con pocas calorías lo cual la hace ideal para en acompañar en postres o meriendas; hay muchas variedades y se cultiva en varios países, gozando las fresas españolas de gran popularidad.

Quizá te pueda interesar: Cómo preparar muesli para perder peso

La fresa es una fruta hidratante, además tiene algo de carbohidratos y casi nada de grasas y proteínas; entre sus nutrientes podemos destacar la Vitamina C, el ácido fólico y las vitaminas B1, B2, B3 y B6; tiene alto porcentaje de manganeso y otros minerales como calcio, magnesio, hierro, fósforo y potasio en menor cantidad.

Entre las propiedades de la fresa, destaca su gran cantidad de vitamina C la convierte en un excelente antioxidante, estimula el sistema nervioso y desinfecta la boca; además su pectina y lecitina nos ayudan contra exceso de colesterol; también su jugo se puede aplicar sobre la piel, pues su capacidad antibacteriana y el ácido fólico la regeneran; son beneficiosas contra problemas de artritis y reuma; en síntesis, son sabrosas, dietéticas y muy saludables.

Plátano: Es una fruta muy nutritiva y energética; aporta de 80 a 100 kilocalorías por cada 100 gramos acompañadas de una gran sensación de saciedad; esto lo convierte en un alimento ideal entre horas para superar las demandas del día.

El plátano es muy útil para niños y deportistas que realizan un gran desgaste de energía, además de gran cantidad de carbohidratos resalta en su aporte nutritivo la vitamina B6, y entre sus minerales el Potasio; evita o previene de posibles calambres.

El plátano tiene un alto índice de Potasio, que nos ayuda en todos los procesos neuromusculares y en el equilibrio electrolítico del cuerpo; es muy recomendable para personas hipertensas pues disminuye la presión arterial y evita problemas cardiacos.

Además, contiene flavonoides que ayudan a proteger la mucosa gástrica con acción antiinflamatoria y una menor concentración de ácido previniendo así problemas de gastritis y úlceras; también sus FOS (oligofructosas) ayudan a las bacterias del colon a absorber los nutrientes, entre ellos el Calcio favoreciendo el esqueleto.

Kiwi: Es una fruta muy rica y refrescante cultivada originalmente en China pero que se ha ido extendiendo por toda Europa y América; el Kiwi además de las muchas vitaminas que nos aporta también tiene numerosos minerales como el magnesio, calcio, cobre, fósforo y hierro.

Esta fruta es muy rica en agua y fibra, pero su principal nutriente es la Vitamina C; un kiwi tiene toda la vitamina C que el cuerpo necesita en un día, el doble que la naranja o el limón; otras vitaminas presentes en el kiwi son las vitaminas B1, B2, B3, B6, B9 y E.

El Kiwi tiene cualidad antioxidante, estimular el sistema inmunológico y absorber el hierro ideal para anémicos y embarazadas; además, la combinación C y E ayuda a la visión, evitando problemas de cataratas.

Quizá te pueda interesar: Tratamientos naturales contra el Parkinson

Además, el kiwi contiene ácido omega 3 y omega 6, anticoagulante natural de la sangre, evitando anginas de pecho, trombosis y derrames; su alto contenido en fibra acaba con el estreñimiento y reduce los niveles de colesterol.