Baja de peso y mantente joven con la dieta Okinawa

La dieta Okinawa recibe el nombre de un archipiélago del país nipón, donde la esperanza de vida es la más elevada (86 años para la mujer y 78 para el hombre). En su mayoría los habitantes de Okinawa suelen llegar a tener más de cien años de vida y además envejecen con un muy buen estado de salud. Y todo eso, gracias a la nutrición.

dieta-okinawa

¿En qué consiste la dieta Okinawa?

Desde hace algún buen tiempo, los centenarios de Okinawa están llamando la atención. ¿Cuál es su secreto? La herencia desempeña un gran papel, pero lo más importante es su estilo de vida, puesto que llevan una nutrición pobre en grasas y baja en calorías. La dieta Okinawa es una dieta semi-vegetariana baja en materias grasas (menos de veinticinco por ciento de calorías totales).

Uno de los objetivos de la dieta Okinawa es restringir las calorías pero sin tener que contarlas, con el propósito de conseguir un peso saludable y por si fuera poco con la ventaja de envejecer saludablemente. Es verdad que los centenarios de Okinawa consumen pocas calorías, unas mil cien al día, que es menos que el aporte calórico recomendado para las personas de esa edad.

Para lograr alimentarse con pocas calorías, hay que regular la densidad energética de los comestibles, o sea, el valor calórico de cien gramos de comestible, dividido entre diez. Esta dieta consiste en el consumo: hasta la saciedad de comestibles con una densidad energética inferior a siete (agua, té, pepino, endivias, calabacín, naranja, albaricoque, algas, manzana y yogurt natural cero por ciento materia grasa), moderado de comestibles con una densidad energética de ocho a quince (plátano, patata, pescado blanco, arroz, pasta, leguminosas y aves), y en pequeñas cantidades comestibles con una densidad energética de 15 a 30 (pescado colorado, pan, carne roja, frutos secos, pizzas y helado) y, a veces en ocasiones especiales, comestibles con una densidad energética superior a 30 (galletas, nueces, chocolate, mantequilla y aceite).

Consumir comestibles bajos o muy bajos en densidad energética en grandes cantidades alimenta con menos calorías y dan la sensación de saciedad.

Resultados de la dieta Okinawa

La dieta de Okinawa puede hacer que pierdas peso a pesar de que este no sea su objetivo primordial. El objetivo principal de esta dieta es prevenir enfermedades crónicas y avejentar de una manera saludable. El consumo de comestibles de baja densidad energética sacia con facilidad, lo que puede dar como resultado perder peso.
Está probado en animales que la restricción calórica aumenta la longevidad. En humanos, la restricción calórica aporta ciertos beneficios, como la mejora de la tasa de lípidos (colesterol y triglicéridos).

La Dieta de Okinawa
Desayuno: pan de centeno, queso fresco, manzana y té.
Comida: tofu, pasta y habas, ensalada de champiñones y té.
Cena: pescado, arroz integral, pepino, naranja y té.

Ventajas de la dieta Okinawa
Como contiene fibra y una cantidad apropiada de proteínas, el régimen Okinawa sacia con facilidad. No hay patente científica en lo que se refiere a el perder peso con este régimen.

Inconvenientes de la dieta Okinawa
Sin embargo, el hecho de no poder comer todo cuanto se quiere en las comidas puede ser más bien difícil de aplicar en un largo plazo. A algunas personas no les gusta mucho los comestibles del reino vegetal (cereales, tofu, frutas y verduras). El consumo de algas podría ser perjudicial para las personas que padezcan de hipotiroidea o bien hipertiroidismo.

No hay una prueba científica en lo que se refiere a los efectos de una restricción calórica en un largo plazo en humanos. Ciertos estudiosos muestran signos de preocupación por posibles peligros de carencias nutricionales.

Atención
La dieta debe de llevarse a cabo bajo la supervisión de un médico o bien un nutricionista, en tanto que reducir el aporte calórico sin su seguimiento puede producir enfermedades a largo plazo.

Artículos Relacionados

Leave a Comment