Combate la ansiedad comiendo sano

La ansiedad es una anticipación de un daño futuro, que se acompaña de un sentimiento desagradable y/o de síntomas somáticos de tensión. Es una señal de alerta que hace que el cuerpo adopte medidas necesarias para enfrentarse a una amenaza. Además, es un estado emocional normal y constituye una respuesta habitual a diferentes situaciones cotidianas estresantes.

En la actualidad la ansiedad ya es parte de nuestra rutina, pero en exceso puede comprometer el bienestar y llevar hasta a la aparición de enfermedades y trastornos alimentares. Y es que hay ciertos alimentos que nos dan una sensación agradable ante un momento de tensión y generalmente los ingerimos buscando desviar esa tensión. Y los más consumidos en esos momentos son los alimentos más calóricos (dulces y carbohidratos), que, si bien nos proporcionan el bienestar que buscamos, esa sensación no dura mucho, no que nos hace consumirlos en exceso.

Te puede interesar: Cintura perfecta

ansiedad

Pero no todo está perdido, existen alimentos que contienen aminoácidos y vitaminas esenciales, que actúan disminuyendo el estrés y la ansiedad, y aumentando los niveles de serotonina, responsable por el bienestar y por el relax.

Los alimentos que deben consumir los ansiosos son:

  • Leche y derivados descremados (light): son una excelente fuente de triptófano, un aminoácido que alivia los síntomas de ansiedad. El triptófano aumenta la producción de serotonina, un neurotransmisor capaz de relajar y dar la sensación de bienestar.
  • Carnes y pescados: son la mejor fuente de triptófano, que en conjunto con la vitamina B3 y el magnesio producen serotonina. Además, carnes y pescados contienen taurina, la cual aumenta la disponibilidad del neurotransmisor GABA, que el organismo usa para controlar fisiológicamente la ansiedad.
  • Cereales integrales: proporcionan carbohidratos al organismo, elevando el nivel de azúcar en sangre, dando energía, bienestar y disposición. También proporcionan fibra, que da saciedad, no necesitando recurrir a la comida cada vez que esté estresado.
  • Vegetales de hojas verdes: contienen folato (ácido fólico), que es una potente vitamina antidepresiva natural. También contienen magnesio, que bloquea un receptor (NMDA) que causa ansiedad y estrés.
  • Frutas: también proporcionan carbohidratos al organismo. El plátano se destaca en su contenido en triptófano, que ayuda en la producción de serotonina y así alivia los síntomas de ansiedad.
  • Frutas cítricas: aportan vitamina C, que disminuye la secreción de cortisol, la hormona del estrés. Su consumo promueve el buen funcionamiento del sistema nervioso y aumenta la sensación de bienestar.
  • Chocolate amargo: rico en flavonoides, un tipo de antioxidante que favorece la producción de serotonina.
  • Té relajante: la hierba valeriana puede ser consumida como té (hasta 3 tazas por día), ayuda a tranquilizar y a quitar el dolor de hombros y cuello, causados por la tensión muscular.

Te puede interesar: Baja de peso con el batido de linaza

Además, una persona ansiosa debería evitar: té verde, café, gaseosas tipo cola, guaraná en polvo, grasas y frituras y derivados de harina refinada.

Recuerden siempre mantener una alimentación saludable, ingerir bastante líquidos y hacer actividad física diariamente.

Sobre la autora:

  • Luciana Oliveira
  • Lic. Nutrición y Dietética
  • CNP 4555
  • Evaluación nutricional integral
  • Para consultas: lucianakoliveira@hotmail.com

 

Artículos Relacionados

Leave a Comment