Dieta operación bikini

Cada día que pasa estamos más cerca al verano, y esto solo significa una cosa, que empezará la temporada de ropa más ligera, bikinis, bañadores, etc., esto para nosotras significa que tenemos que ponernos en forma en el poco tiempo que nos queda.

operacion-bikini

Es muy cierto que la mayoría de las dietas que prometen hacernos perder peso muy rápido, afectan a nuestra salud; por eso la dieta operación bikini se encargará de cambiar de hábitos y enseñarte a comer.

Quizá te pueda interesar: Cómo calmar el hambre durante tu dieta

Una dieta sana y equilibrada es fundamental para perder peso y para comenzar la dieta operación bikini, repartiremos esta dieta equilibrada en cinco comidas al día, dos de ellas fuertes, por ejemplo, el desayuno, para empezar el día con energía, y la comida; mientras que la cena debe ser suave y debemos realizarla entre las 20:30 y las 21:00 porque, por la noche, nuestro metabolismo se ralentiza y acumulamos grasa más fácilmente.

Cuando comas, intenta hacerlo despacio y masticando bien los alimentos ya que a los 20 minutos de empezar la comida, nuestro cuerpo comienza a dar muestras de estar saciado; con lo cual, si comemos despacio durante esos 20 minutos comeremos menos.

Para que no te agobie el hecho de limitarte a la hora de comer, prueba complementos alimenticios como la Vitamin-T, que te aporta triptófano, que es un neurotransmisor que regula nuestro estado de ánimo; y que suele perderse durante las dietas.

Es recomendable que peses los alimentos antes de cocinarlos e intentar reducir la cantidad de comida, ya que luego nos da pena tirar lo que se queda en el plato y acabamos comiéndonoslo; además, no debes comer entre horas porque si lo haces atrasas los efectos de la dieta; si por más esfuerzos que hagas, terminas cayendo en la tentación, procura comer fruta, yogures o infusiones que nos sacian pero no nos harán subir de peso.

Cuando cocines reduce el uso de sal, usa aceite de oliva que es muchísimo más sano y procura cocinar siempre a la plancha o al vapor.

Otro cambio importante que debes de hacer es dejar de consumir alcohol, pues las bebidas alcohólicas tienen muchísimo azúcar, así que también tenemos que cambiar de hábitos y consumir otro tipo de bebidas cuando salimos.

Debemos de hacer ejercicio como complento, para poder fortalecer y endurecer los muslos, glúteos y vientre, que son las zonas más difícil de bajar; para ello debes de hacer trayectos donde puedas ir andando, subir escaleras, evita los ascensores y además debes de hacer ejercicio varias veces a la semana.

Puedes escoger entre salir a caminar, correr, nadar o montar en bici; en caso que no tengas tiempo para salir al aire libre, puedes probar con juegos que promuevan el deporte como Kinect de Xbox y sus juegos de Fitness, con los que podrás hacer deporte o bailar quemando calorías, con esto te pones en forma y te diviertes.

Quizá te pueda interesar: Remedios caseros para el dolor de piernas

Es importante que no haya prisas y cambiar nuestros hábitos en todos los sentidos; una vez generados estos hábitos aumentan las cosas positivas, con esto estaremos de mejor humor y seremos más eficientes.

Artículos Relacionados

Leave a Comment