La dieta de puerro y apio de 5 días

El puerro pertenece a la familia de las cebollas y los ajos, siendo una hortaliza que destaca por su alto contenido en vitamina K, la cual se encarga de prevenir el sangrado, dado que se encarga de la coagulación; las dietas bajas en vitamina K, pueden causar sangrados frecuentes de nariz, mayor sangrado menstrual, moretones, etc.; esta proteína ayuda también a la salud de nuestros huesos; al igual que el apio alrededor de un 95% es agua y nos aporta 29 kilocalorías por cada 100 gramos de puerro; tiene también un alto contenido en fibra, de ahí su propiedad digestiva; presenta gran cantidad de sales minerales, tales como potasio, hierro , magnesio,  calcio, fósforo y sodio; y vitamina A, C, folatos y en menor medida de vitamina E y vitaminas del complejo B; el puerro es una excelente ayuda para reducir el colesterol.

puerro-apio

Por otro lado el apio, es una hortaliza que tiene un contenido muy alto en agua de ahí sus propiedades diuréticas; tiene alrededor de un 95% de agua; el apio es rico en vitaminas b1, b2 y b6, sales minerales, potasio y sodio; su alto contenido en fibra favorece el tránsito intestinal; el apio ayuda a reducir el colesterol, la tensión alta y es de alto interés cardiovascular; el apio es dietas de adelgazamiento es muy interesante, dado que aporta muchos nutrientes y escasas calorías; por cada 100 gramos nos aportará 15 kilocalorías; es importante resaltar que todas las propiedades del apio se consiguen consumiéndolo en crudo, limpio y quitándole las hebras; podemos consumirlo licuado o en zumo; para darle un buen gusto podemos añadirle unas gotas de limón.

Quizá te pueda interesar: Alimentos que debes comer antes de ejercitarte

Durante la dieta de puerro y apio, podemos consumir crudités como aperitivo, los crudiés son hortalizas cortadas en bastoncillos acompañados con una salsa de yogurt, crema de queso de untar light o salsa finas hierbas.

Es importante que bebas al menos dos litros diarios de agua; para la pieza de fruta o el zumo natural se aconsejan elegir entre las siguientes: Piña, manzana, pera, kiwi, ciruelas, mandarinas, naranja, pomelo, sandía y combinación frutas del bosque (moras, arándanos, grosella, frambuesas).

La dieta de puerro y apio es una de corta duración, muy efectiva a la hora de empezar a combatir el sobrepeso, pero posteriormente se recomienda seguir una dieta saludable y variada.

Día 1

  • Desayuno: Una infusión con tostada de jamón de pavo o york; o un café con leche descremada y 3 galletas integrales.
  • Mediodía: Una pieza de fruta o zumo natural o crudités.
  • Almuerzo: Una ensalada verde de lechuga, pepino y apio con una pechuga de pollo con puerro pochado con unos champiñones como guarnición.
  • Merienda: Un yogur descremado con 2 galletas integrales; o una infusión con dos biscotes con queso fresco o crudités.
  • Cena: Un filete de lomo de atún al papillote con puerro, apio, zanahoria y brócoli con limón y eneldo de aderezo.

Día 2

  • Desayuno: Una infusión con tostada de jamón de pavo o york; o un café con leche descremada y 3 galletas integrales.
  • Mediodía: Una pieza de fruta o zumo natural o crudités.
  • Almuerzo: Pescado al horno acompañado de tomate, puerro, y calabacín.
  • Merienda: Un yogur descremado con 2 galletas integrales; o una infusión con dos biscotes con queso fresco o crudités.
  • Cena: Un filete de ternera acompañado de ensalada verde con apio, lechuga maíz, pepino y eneldo. Aderezado con una vinagreta de eneldo.

Día 3

  • Desayuno: Una infusión con tostada de jamón de pavo o york; o un café con leche descremada y 3 galletas integrales.
  • Mediodía: Una pieza de fruta o zumo natural o crudités.
  • Almuerzo: Una ensalada completa con apio y un filete de pavo con un salteado de champiñones con puerro pochado.
  • Merienda: Un yogur descremado con 2 galletas integrales; o una infusión con dos biscotes con queso fresco o crudités.
  • Cena: Una parrillada de verduras acompañada de unas gambas.

Día 4

  • Desayuno: Una infusión con tostada de jamón de pavo o york; o un café con leche descremada y 3 galletas integrales.
  • Mediodía: Una pieza de fruta o zumo natural.
  • Almuerzo: Vichyssoise acompañada de pollo con puerros en vinagreta.
  • Merienda: Un yogur descremado con 2 galletas integrales; o una infusión con dos biscotes con queso fresco.
  • Cena: Una ensalada completa con un filete de emperador o pez espada a la plancha.

Quizá te pueda interesar: 10 ejercicios para tener los glúteos perfectos

Día 5:

  • Desayuno: Una infusión con tostada de jamón de pavo o york; o un café con leche descremada y 3 galletas integrales.
  • Mediodía: Una pieza de fruta o zumo natural.
  • Almuerzo: Quiche de puerros y jamón de york acompañada de un caldo de apio y puerro.
  • Merienda: Un yogur descremado con 2 galletas integrales; o una infusión con dos biscotes con queso fresco.
  • Cena: Merluza al papillote con puerro, zanahoria, tomate, brócoli y patata con rodajas de limón.

Artículos Relacionados

Leave a Comment