5 recetas para no subir de peso en esta cuarentena

Ahora comer sano no es exclusivo para personas a dieta. Con la reducción de actividad al aire libre, hay que aprovechar el tiempo cocinando estos ligeros platos saludables.

1.- Ensaladilla simple

Ingredientes:

-Papas rojas 4 unidades medianas
-Huevos 4
-Zanahorias 2
-Bonito en conserva bien escurrido 160 gramos
-Guisantes congelados 200 gramos
-Olivas negras ½ taza
-Perejil fresco picado ½ taza
-Sal
-Vinagre de Jerez 2 cucharadas

Opcional:
½ cebolla morada en brunoise, remojada en vinagre durante 15 minutos y escurrida

Para acompañar:
Salsa de aguacate que elaboramos triturando un aguacate con una cucharada de aceite de oliva virgen extra, el zumo de medio limón, sal y pimienta negra al gusto

Preparación

Escurrir muy bien el bonito en conserva, añadir perejil fresco picado y sustituir la mayonesa con la que se suele aderezar la ensaladilla tradicional con una salsa de aguacate casera son esos pequeños cambios que harán de este plato una opción tan sabrosa como saludable.

Hervir agua, cuando haya hervido incorporamos los huevos y cocemos durante 10 minutos. Retiramos del agua, pelamos y reservamos.

Al mismo tiempo en otra cazuela ponemos a hervir agua con dos cucharaditas de sal, añadimos las papas enteras con piel junto a las zanahorias enteras y peladas. Dejamos cocer durante unos 25 minutos aproximadamente dependiendo del tamaño de las papas. Cuando hayan pasado unos 20 minutos, comprobamos si la papa está cocida pinchando con un tenedor. Retiramos de la cazuela y dejamos que se enfríen un poco para poder pelar las papas y cortar en dados pequeños la zanahoria. Machacar las papas con un tenedor o machacador.

En otra cazuela con agua hirviendo cocemos los guisantes directamente congelados durante un par de minutos, escurrimos y reservamos.

En una fuente grande añadimos las patatas, las zanahorias y los huevos bien picados. Incorporamos también los guisantes, el bonito bien escurrido, las olivas, el perejil picado y aliñamos con sal, vinagre y aceite. Mezclar bien para que todos los ingredientes se integren.

Servir con salsa de aguacate.

2.- Bocadillo de tomate y bonito

Ingredientes:

  • 1 pan de bocadillo (integral)
  • 150 gramos bonito en conserva
  • 60 gramos tomate triturado
  • ¼ cebolla morada
  • 4 tomates cherry
  • 10 gramos de rúcula
  • Sal
  • Aceite de oliva extra virgen

Preparación:

Cortaremos la cebolla morada en juliana y la pocharemos en una sartén y, a continuación, añadiremos el tomate triturado y lo dejaremos reducir. Rectificamos de sal. Ya solo nos quedará rellenar nuestro bocadillo, en el que añadiremos el bonito en conserva junto a nuestra salsa de tomate, los tomates cherry y la rúcula.

3.Leche de avena

Ingredientes:

  • 100 gramos de avena
  • De 700 a 1000 ml. de agua
  • Canela en polvo

Preparación:

En primer lugar vamos a poner a hidratar en un bol la avena con agua (no es la que vamos a utilizar en el paso final) y la vamos a dejar que hidrate bien durante toda la noche. A la mañana siguiente colamos la avena y la lavamos bien bajo el grifo.

A continuación ponemos la avena con el agua en una batidora y le añadimos un poco de canela que le dará un toque especial. Puedes poner 700 ml. si prefieres que sea más densa o si prefieres más ligera, añade 1000 ml. de agua y ponla a máxima potencia.

Ahora ya solo nos queda filtrar bien la avena batida con el agua y para ello utilizaremos un filtro de café, de los de cafetera americana y tener un poco de paciencia hasta que tengamos toda nuestra bebida de avena.

4. Croquetas de brócoli

Ingredientes:

-Brócoli, cortado 350 g
-Cebolla morada 1
-Patata deshidratada 1
-Queso parmesano rallado 75 g
-Huevos 2
-Sal
-Pimienta negra y nuez moscada
-Ajo molido 1 cucharada
-Aceite de oliva virgen extra dos cucharadas

Preparación:

Precalentar el horno a 200 ° C, forrar la bandeja del horno con papel vegetal y reservar.

Colocar una cazuela con agua abundante al fuego y llevar a ebullición. Agregar el brócoli y blanquear durante 2 minutos. Escurrir y colocar en agua helada para que se corte la cocción. Escurrir bien y retirar el exceso de humedad con papel de cocina (si lo preferimos, podemos triturar el brócoli crudo en el robot de cocina e incorporarlo al sofrito de cebolla salteándolo un par de minutos).

Cortar la cebolla en brunoise fina y dorar en una sartén con 1 cucharada de aceite de oliva, hasta que esté blanda.

En un bol grande colocar el brócoli picado y la cebolla dorada, los copos de patata, los huevos batidos, el ajo molido, el queso rallado, la sal y la pimienta al gusto. Mezclar con las manos hasta conseguir que se integren todos los ingredientes.

Con las manos húmedas tomar pequeñas porciones y dar forma de croqueta. Traspasar las croquetas de brócoli a la bandeja forrada del horno que habremos pincelado con 1 cucharada de aceite de oliva.

Hornear de 13 a 15 minutos por cada lado. Servir con salsa de yogur y limón.

5. Crema de espárragos verdes

Ingredientes:

  • 2 manojos de espárragos verdes
  • 1 patata pequeña
  • 1 cebolla
  • ½ puerro
  • 10 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 400 ml de caldo de verduras o 400 ml de agua
  • Sal (usaremos la menor cantidad posible)
  • Pimienta
  • Unas gotas de limón
  • Semillas de sésamo
  • Cilantro

Preparación:

En primer lugar lavamos los espárragos y los cortamos por la parte más dura. No hace falta que utilices un cuchillo, simplemente doblando el espárrago se romperá por la parte más dura. Yo siempre reservo unas puntas de espárrago a parte para luego decorar el plato.

Pelamos y cortamos (más o menos al mismo tamaño) la patata, el puerro y la cebolla.

A continuación ponemos al fuego una olla con una cucharada de aceite de oliva extra virgen y salteamos la patata, el puerro y la cebolla unos minutos (salpimentando) y añadimos entonces el caldo o el agua y dejamos cocer hasta que todos los ingredientes estén bien cocidos, será unos 10 -12 minutos (este tiempo variará dependiendo el tamaño en el que hemos cortado la patata). Por último añadimos los espárragos y cocinamos unos 2 minutos más.

Una vez cocinados ya podemos preparar esta deliciosa crema. Añadiremos unas gotas de zumo de limón y un poco de cilantro y batimos a máxima potencia procurando que quede una textura lo más fina posible.

Comprobamos como está de sal y retocamos. En este paso te recomiendo que si lo que estás buscando es el efecto diurético de esta crema tendrás que añadir la menor cantidad de sal posible.

Por último, servir.

Artículos Relacionados