Dieta de los potitos

La famosa dieta de los potitos o baby food diet nació aproximadamente en el año 2010, donde Tracy Anderson, ex bailarina y actualmente nutricionista y entrenadora de diversas estrellas de Hollywood empezó a recomendar esta dieta.

Esta dieta, según afirman, es la manera más saludable de perder peso.

Para esta dieta solo necesitas reemplazar todas tus comidas, exceptuando la cena, por potes de bebés.

Para todo el día, se tendrá alrededor de 14 potitos infantiles, para luego comer una saludable cena.

Estos potitos son realmente ricos en vitaminas, no contienen azúcar, sal ni grasa y son bajos en calorías. Por esas razones. Son una buena alternativa para muchas famosas, entre ellas Jennifer Aniston, Marcia Cross y Lady Gaga, quienes afirman que gracias a esta peculiar dieta han podido hasta bajas 5 Kg.

A pesar de todos estos beneficios, la creadora de esta dieta, Tracy Anderson ha afirmado que está dieta está hecha para limpiar nuestro cuerpo más que bajar de peso. Pues está dieta hace que el sistema digestivo se “reseteara”.

Pero uno de los aspectos de tener en cuenta es que los kilos que se pierden fácilmente
¡También regresan rápido!

La dieta de los potitos se volvió rápidamente popular por haber prometido la pérdida de peso y, sobretodo, por haber sido utilizada por diversas celebridades, a pesar de no estar del todo respaldada.

La dosis que es recomendada por la autora es de 14 potitos, cada potito contiene entre 65 y 70 calorías, por lo que se consume 910 a 980 calorías de potitos al día. A esto se le suma la cena ligera que es recomendada, la cual sería de aproximadamente 300 calorías. Por lo que al final del día se consumiría 1200 a 1300 calorías.

Recomendaciones:

A pesar de ser efectiva, está dieta hace que sintamos hambre más fácilmente por lo que hay más posibilidades de descarrilarnos y comer más de lo debido.

No sólo eso, pues el aporte de nutrientes no sería el suficiente. En caso de que se escoja potes de frutas, los valores proteicos necesarios no serían satisfechos.

Según nutricionistas, no se encuentra la suficiente fibra alimentaria y los macronutrientes necesarios para nuestra alimentación. Si bien es cierto que hay potitos que dan un aporte de vitamina C, la mayoría de los que encontramos en el mercado no aportan este.

Algunos efectos secundarios frecuentes de la dieta de los potitos o baby food diet es: cansancio, fatiga, pérdida del cabello, fragilidad en las uñas, problemas digestivos, cálculos biliares hasta incluso desnutrición grave.

Artículos Relacionados