La dieta reversiva: ¿Realmente funciona?

Hace mucho tiempo, había un dicho popularizado conocido como: desayuna como rey, almorzar como príncipe y cenar como mendigo. ¿Es real o solo un mito?

Este dicho popular no sufrió de refutación alguna por la ciencia, más bien fue aprobado por muchos nutricionistas.

Esta dieta poco a poco está ganando terreno por ser aprobada por muchas personas, entre ellos nutricionistas.

¿En qué consiste?

Para esta dieta no se tiene que omitir ninguna comida o cambiar los ingredientes de esta, basta con cambiar el orden de las comidas. Comer la cena en la hora del desayuno y el común desayuno durante la cena.

Esta dieta consume la mitad de calorías que se ingieren al día durante el desayuno y el resto se reparte equitativamente durante las otras dos comidas restantes.

La dieta es rica en carbohidratos y proteínas. A diferencia de otras que hasta incluso omiten carbohidratos, está es más sana. Dietas de agua o alimentos cremosos de la misma forma que hacen perder peso rápidamente también hace que se gane igual de rápido.

La creadora de esta dieta, Tricia Cunningham, asegura completamente que está dieta ayuda muchísimo a bajar de peso, incluso comenta que en su caso propio llegó a bajar 90 kilos en 5 años.

¿Cuáles son sus ventajas y desventajas?

Esta comida encaja perfectamente con la filosofía de «tenemos que comer mucho más cuando el sol acaba de salir que cuando se oculta».

El desayuno será una comida completa, muy buena para empezar el día en buena forma, mientras que la cena será fugaz, lo cual es recomendado. La energía que consumes en las noches serán bajas por lo que podrás dormir de manera tranquila.

A pesar de sus ventajas, es difícil en caso de tener una vida social muy movida. Pues no es fácil pedir un café y una tostada cuando eres invitado a una cena.

Artículos Relacionados