Dieta para el colon irritable

Si necesitas aliviar los síntomas del intestino irrible, te traemos la dieta para el colon irritable para que mejore tu salud.

¿Qué es el síndrome del colon irritable?

También conocido como síndrome de intestino irritable, el síndrome de colon irritable es un trastorno el cuál produce dolor abdominal, cólicos, cambios en las deposiciones, gases y otros síntomas. La dieta que te presentamos es llamada la dieta para el colon irritable pues su propósito es aliviar los síntomas que pueda presentar este trastorno.

Esta se trata de una enfermedad de origen intestinal que puede causar cambios en el tránsito, alternándose con periodos de diarrea, otros de estreñimiento y muchas veces con dolores abdominales. Tiene distintas causas según donde se dé, ya que en países industrializados se presupone el estrés como principal causa motivadora de dicha enfermedad, por lo que tiene un origen psicosomático.

Recomendaciones

Antes de empezar con esta efectiva dieta, debes saber algunos aspectos que debes de tener en cuenta. Estos son:

  • Tu dieta debe de estar basada en proteínas y carecer de grasas.
  • Consume alimentos ricos en fibra.
  • No tomes bebidas con gas y alimentos flatulentos.
  • No utilices laxantes y edulcorantes dietéticos.
  • Evite las situaciones que causen estrés o nerviosismo.
  • Coma despacio y procure masticar bien.
  •  Evite comida copiosas, son preferibles comidas más frecuentes y menos abundantes.
  • Evite los alimentos que usted note que le desencadenan o empeoran sus síntomas. Los que con más frecuencia le perjudican son: especias, alcohol, tónica, sopas de sobres, cacao, derivados lácteos, quesos, yogur, bollería, pasteles, helados, mantequilla,…

Quizás te interese: La dieta de la diabetes

  • Si lo que predomina es la diarrea evite los derivados lácteos, café, té y chocolate.
  • Puede tomar leche vegetal (de almendras).
  • Evite las bebidas con gas y los alimentos flatulentos como: col, coliflor, habas, garbanzos, lentejas, coles de Bruselas, cebollas, puerros, guisantes, frutos secos y en conserva.
  • Aumente la ingesta de agua (de 1.5 a 2 litros diarios), sobre todo si predomina el estreñimiento.
  •  Procure mantener un horario fijo de comidas, e intente evacuar siempre a la misma hora y sin prisas, preferiblemente después del desayuno.
  • Realice ejercicio físico, caminar, nadar,...
  • El dolor abdominal se puede aliviar aplicando calor local suave.

Dieta para el colon irritable

Desayuno y merienda:

  • Leche de almendra, infusión de té o café. Azúcar.
  • Pan integral.
  • Margarina.
  • Frutas: manzana, pera, plátano…
  • Zumo natural de frutas.

 Comidas principales:

  • Caldos y sopas de vegetales o carnes, no grasos.
  • Pastas, patatas cocidas o al horno. Arroz.
  • Carnes sin grasa (ternera, pollo, pavo, cerdo, cordero) cocidas, al horno o plancha. No fritas.
  • Pescados de todos los tipos, no fritos.
  • Huevos.
  • Verduras y hortalizas: Coles de bruselas, endivias, cardos, espinacas, judías verdes, tomate, jengibre, zanahorias, calabaza, pepino, nabo, y en cantidades no superiores a 40 gramos podremos comer también: apio, acelgas, achicoria, berza, calabacín, berenjena y pimiento verde, así como aceitunas.
  • Ensalada de lechuga, escarola, tomate.
  • Frutas: manzana, pera, plátano, piña, chirimoya, kiwi, limón, lima, clementina, melón cantaloupe, membrillo natural, plátano, pomelo, níspero, naranja
  • Pan integral.

Complementos:

  • Aceite (oliva, girasol, maíz): dos cucharadas al día.
  • Bebidas: solo agua o zumos naturales de frutas.
  • Puede condimentar con sal, salvo que no esté indicada por otras enfermedades
    (hipertensión…).

Dieta FODMAP

Una dieta muy similar que trata el mismo problema es la dieta FODMAP. Si es que no te queda claro la dieta para el colon irritable, puedes probar la dieta FODMAP para mejorar tu situación.

Quizás te interese: ¿Dolor estomacal? La dieta Low Fodmap es para ti

Recuerda siempre conversar con tu médico y tu nutricionista antes de empezar cualquier dieta. También trata de mejorar tu estilo de vida para tener una mejor calidad de salud en general. Con una buena dieta, podrás cuidar perfectamente de tu salud, la cuál debe ser tu prioridad en todo momento.

Artículos Relacionados