La dieta de la Doctora Sass: saludable y deliciosa

Si necesitas de una dieta que te ayude a adelgazar saludablemente en 2 semanas, te presentamos la dieta de la Doctora Sass.

Muchas de las dietas que encuentras por internet te aseguran una rápida pérdida de peso y pensarás “Tal vez sea para mi”. Sin embargo, puedes ver que también pueden significar un déficit de nutrientes que causaría algún problema en tu salud. Para personas que necesitan una dieta que te ayude a perder peso de una manera saludable, les traemos la dieta de la Doctora Sass.

Una dieta saludable

La dieta de la doctora Sass es una dieta saludable, que nos permite perder peso durante 2 semanas. Tiene unos menús diseñados por la propia doctora que afirma que consigue disminuir el contorno del abdomen.

Es conocida entre las personas que prueban dietas por ayudar a alcanzar el deseado “vientre plano“. La doctora logra este objetivo por el tipo de alimentos que incluye en su dieta, los cuales evitan la hinchazón del vientre y dejan relucir uno plano.

Quizás te interesa: La dieta de los 10 kg: en solo un mes y medio

Tiene como base las grasas monoinsaturadas, las cuales producen una sensación de saciedad y mantienen el apetito controlado durante mucho tiempo. Si nos sentimos llenos durante más tiempo, comeremos menos.

Dieta de la doctora Sass

Esta dieta se compone de dos etapas. Una de ellas dura cuatro días y la otra 10 días. Durante la primera etapa, eliminaremos los alimentos procesados y las harinas refinadas, conocidas como harinas blancas. Mientras que en la segunda etapa se incluirán los alimentos prohibidos progresivamente en la dieta, sin llegar a consumirlos de forma habitual.

Menú de los cuatro primeros días de la dieta de la doctora Sass

El desayuno  consta de un café o té con sacarina con dos tostadas de pan integral con aceite de oliva y zumo de naranja  puedes sustituir el pan por 6 galletas integrales o por 30 gramos de cereales integrales).

Las comidas y cenas serán las siguientes para los cuatro días desintoxicantes.

Día 1

Comida: Ensalada y filete de ternera a la plancha.

Cena: Menestra de verduras y una tostada de pan integral con jamón york.

Día 2

Comida: Ensalada de arroz y pechuga de pollo a la plancha.

Cena: Ensalada y huevo pasado por agua o en tortilla.

Día 3

Comida: Pisto de verduras con merluza a la plancha.

Cena: Brócoli salteado y un yogur desnatado con fruta de temporada.

Día 4

Comida: Judías verdes con jamón y tortilla de patata.

Cena: Ensalada fruta y yogur.

Menú de la segunda fase de la dieta 

Las comidas que consumirás en la segunda fase son:

Día 5

Media mañana: Zumo de melocotón natura o sin azúcares añadidos.

Comida: Ensalada de rodajas finas de calabacín con tomate y queso feta. Emperador o pez espada guisado con tomate. Unos albaricoques de postre.

Merienda: Una barrita de cereales.

Cena: Menestra de verduras y huevo revuelto. Mousse de yogur desnatado con mango natural.

Día 6

Media mañana: Yogur con fibra desnatado y unas nueces.

Comida: Ensalada de patatas. Almejas a la marinera con guisantes. Una rodaja de melón.

Merienda: Bocadillo pequeño de jamón y queso y un zumo de pera sin azúcar añadido.

Cena: Menestra de verduras salteadas con bacon y dos empanadas de pollo. De postre fruta.

Día 7

Media mañana: Yogur natural y barrita de cereales.

Comida: Ensalada de pasta y tortilla de jamón con guarnición de tomate aliñado. De postre ciruelas.

Merienda: Té con limón.

Cena: Crema de verduras con salmón a la plancha y salsa de almendras. De postre yogur con muesli.

Día 8

Media mañana: Café con leche y medio bocadillo vegetal.

Comida: Espinacas a la crema y guiso de bonito con tomate y pimientos. De postre sandía.

Merienda: Barrita de cereales y yogur desnatado.

Cena: Menestra de verduras y filete de salmón a la plancha. De postre fruta.

Día 9

Media mañana: Macedonia de frutas.

Comida: Solomillo de cerdo guisado con puré de manzana y ensalada fresca de judías y hortalizas. De postre sandía.

Merienda: Pan de aceitunas con dos trozos de queso semicurado.

Cena: Tostada de escalibada con salchichas a la plancha, y de postre yogur.

Día 10

Media mañana: Zumo natural.

Comida: Ensalada de camarones a la vinagreta, y calabacines rellenos de mero gratinados. De postre mousse de café.

Merienda: Granizado de limón con menta.

Cena: Gazpacho y pizza casera con rúcula y queso de cabra. De postre pinchitos de uva con queso.

Día 11

Media mañana: Yogur natural con cereales.

Comida: Plato de paella de pollo con verduras y ensalada. De postre fruta.

Merienda: Zumo natural de fruta.

Cena: Crema de melón con trozos de jamón serrano. Lomo de cerdo guisado con salsa de almendras y coles de bruselas cocidas. De postre compota de membrillo.

Día 12

Media mañana: Un sándwich de pavo.

Comida: Pechuga de pollo con guisantes salteados, acompañado de ensalada completa. De postre un yogur.

Merienda: Un yogur bebible.

Cena: Ensalada de cous cous, conejo guisado a la cazadora y un plátano.

Día 13

Media mañana: Una pieza de fruta.

Comida: Garbanzos guisados con carne y tomate acompañados de ensalada. Un yogur de postre.

Merienda: Un bocadillito pequeño de jamón.

Cena: Alcachofas salteadas con jamón y un revuelto. Una pieza de fruta.

Día 14

Media mañana: Una barrita de cereales y un yogur bebible.

Comida: Menestra de verduras y pollo al horno. De postre macedonia de frutas.

Merienda: Un yogur desnatado con cereales.

Cena: Pescado al horno con verduras acompañados de una crema de calabacín. De postre un yogur.

Recuerda que tienes que conversar con tu nutricionista antes de empezar cualquier dieta. También debes de ingerir 2 litros diarios de agua, acompañados de una rutina de ejercicios de mínimo 45 minutos al día. Pon tu salud primero.

Artículos Relacionados