3 almuerzos ricos en verduras para adelgazar

Si estás en busca de un almuerzo ligero y delicioso, te traemos estos 3 almuerzos ricos en verduras para perder peso sin problemas.

A veces tenemos problemas en encontrar comidas que contengan verduras y a la vez sean sumamente deliciosas. Esto se añade a buscar recetas de almuerzos dietéticos que sean saciantes. Para estos problemas, tenemos una gran solución: estos son 3 almuerzos ricos en verduras para perder peso sin problemas.

1. Zarangollo murciano

Ingredientes

  • Calabacín, 1
  • Cebolla, 1
  • Patata, 1
  • Ajo, 1 diente
  • Huevos M, 2
  • Aceite de oliva virgen extra, 2 cucharadas
  • Sal

Preparación del Zarangollo murciano

  1. Es tan sencillo que los más entretenido de la receta es cortar las verduras, el resto se hace prácticamente solo.
  2. Pelamos el ajo y la cebolla, los cortamos muy finos y los ponemos a sofreír a fuego medio en el aceite caliente removiendo de vez en cuando hasta que la cebolla empiece a tomar color. Mientras se va haciendo aprovechamos para pelar la patata y cortarla en dados de aproximadamente 1 centímetro de lado.
  3. Cuando veamos que la cebolla se empieza a dorar, añadimos las patatas, revolvemos bien y lo seguimos dejando a fuego medio para que se vayan ablandando las patatas.
  4. Lavamos el calabacín y cortamos en dados del mismo tamaño que las patatas, los añadimos a la sartén, revolvemos bien y echamos sal al gusto. Siempre es mejor no pasarse y poder rectificar al final.
  5. Bajamos el fuego (en una vitro sería más o menos 3/12) y lo dejamos cocinar entre 15 y 20 minutos removiendo y vigilando de vez en cuando hasta que la patata y el calabacín estén tiernos.
  6. Batimos bien los huevos, bajamos el fuego al mínimo que de la cocina y echamos los huevos a la sartén para cuajar el revuelto.
  7. Rectificamos de sal y servimos inmediatamente. Yo en esta ocasión lo he acompañado simplemente de una ensalada de tomate con un poco de sésamo tostado por encima.

2. Cazuelitas de Hojaldre con pollo y verduras

Ingredientes

  • Pechuga de pollo, 500 g (2 pechugas)
  • Zanahorias, 3
  • Cebolla, 1
  • Puerro, 1
  • Apio, 1 rama
  • Ajo, 1 diente

Quizás te interese: 3 recetas de cremas ligeras perfectas para ti

  • Judías verdes cocidas, 200 g
  • Harina, 1 cucharada
  • Hojaldre, 1 lámina
  • Huevo, 1
  • Aceite de oliva virgen extra, 2 cucharadas
  • Caldo de pollo, 300 ml (*)
  • Sal
  • Pimienta

Preparación

  1. Empezamos cociendo el pollo con una zanahoria, el puerro y sal al gusto. Podemos hacerlo en la olla exprés y en 15 minutos estará listo. El caldo de cocción lo reservaremos porque vamos a usar una parte, el resto podemos congelarlo para otras preparaciones.
  2. Mientras se cuece el pollo, pelamos y troceamos las dos zanahorias que nos quedan, la cebolla, el apio y el ajo. Cuando esté listo el pollo, también lo cortamos en dados.
  3. En una cazuela o en una sartén ponemos a pochar las verduras con el aceite de oliva virgen extra y un poco de sal. Lo haremos a fuego medio (6/12) y las dejaremos que se cocinen removiendo de vez en cuando hasta que las verduras empiecen a transparentar. En ese momento, añadimos la cucharada de harina, damos unas vueltas para que se tueste un poco y pierda el sabor a crudo.
  4. Añadimos los 300 ml del caldo de cocer el pollo que tenemos reservado, mezclamos bien para que se disuelva la harina y añadimos el pollo cortado en trozos y las judías verdes. Rectificamos de sal si fuese necesario y añadimos un poco de pimienta molida. Dejamos cocer durante 5 minutos a fuego bajo para que espese un poco la salsa.
  5. Encendemos el horno a 210ºC y mientras se calienta dejamos templar un poco el relleno.
  6. Cuando haya perdido un poco de calor, repartimos el pollo con verduras en cazuelitas individuales y, con ayuda de un cortapastas que tenga el mismo tamaño recortamos un círculo de hojaldre para cada cazuelita (si no tenemos cortapastas podemos usar una de las cazuelitas antes de repartir el pollo).
  7. Hacemos un corte en forma de cruz en el centro de cada círculo y los vamos colocando sobre las cazuelitas a modo de tapa. Los pintamos con huevo batido y horneamos durante 20-25 minutos a 210ºC hasta que el hojaldre esté dorado.

3. Brócoli gratinado con jamón, queso y huevo

Ingredientes

  • Brócoli, 500 g
  • Bechamel, 250 ml
  • Jamón serrano, 100 g
  • Huevos duros, 2
  • Queso rallado, 60 g
  • Sal
  • Cayena molida, opcional

Preparación

  1. Empezamos por cocer los huevos, así mientras se cuecen y se enfrían los suficiente para poder pelarlos vamos haciendo el resto de cosas.
  2. Enjuagamos el brócoli y lo secamos con cuidado con papel absorbente. Separamos los ramitos y los cocinamos al vapor durante 5 minutos. El resultado es mucho mejor que si se cuece en agua.
  3. Mientras tanto hacemos la bechamel si no la tenemos hecha de antes, cortamos el jamón en tiras y mezclamos con esta. Y también aprovechamos para rallar el queso.
  4. Cuando esté listo el brócoli, lo pasamos a una fuente de horno, añadimos un poco de sal y los huevos duros cortados en trozos.
  5. Cubrimos con la bechamel con jamón y el queso rallado.
  6. Gratinamos en el horno hasta que el queso esté fundido y la capa superior más o menos tostada según nuestro gusto.
  7. Servir con cayena espolvoreada encima.

Estas recetas ricas en verduras son muy buen puntuadas. Pero por más verduras que tenga una receta, siempre hay que consultar con tu nutricionista para asegurarte de que estás consumiendo la cantidad ideal de nutrientes. Estos fueron 3 almuerzos ricos en verduras para bajar de peso.

Artículos Relacionados