Dieta para cuidar la vesícula: que comer y que no

En algunos momentos de nuestra vida sentimos molestias con la vesícula. Para esos momentos, te traemos la dieta para cuidar la vesícula.

Cuando se tiene dolor en la vesícula que puede ser generado por piedras, barro biliar o inflamación es necesario que sigas la dieta para cuidar la vesícula para poder mejorar el estado de la misma.

La vesícula

La vesícula es el órgano encargado de liberar la bilis, la cual se mezcla con las grasas del intestino para ser posteriormente absorbida. Por eso, cuando ingerimos una gran cantidad de grasas, el órgano es estimulado y puede inflamarse o hasta contener piedras.

Por eso, te traemos hoy la dieta para cuidar la vesícula con la que evitarás problemas con ella.

Alimentos permitidos

Toda dieta puede variar en ciertos alimentos, para que tengas en mente los alimentos que puedes usar, te hicimos una lista:

  • Frutas como manzana, pera, durazno, papaya, piña, sandía, fresas, mandarinas, naranjas, kiwi, higo, frambuesa, cereza, mora, melón;
  • Vegetales en general, especialmente cocidos, ya que facilitan la digestión;
  • Avena y cereales integrales preferiblemente como arroz, pasta, pan;

Quizás te interese: Dieta para el colon irritable

  • Tubérculos como papa, yuca, ocumo, ñame, camote;
  • Leche y derivados desnatados a tolerancia, ya que en algunas personas podrán causarle malestar, en estos casos pueden utilizarse bebidas vegetales como leche de arroz o de avena, por ejemplo;
  • Carnes bajas en grasa y cocidas o a la plancha, como pollo sin piel, pescado y pavo;
  • Agua, jugos y mermeladas de fruta.

Alimentos prohibidos

Por otro lado, estos son los alimentos que debes evitar si tienes complicaciones:

  • Frutas como coco, aguacate y asaí porque son ricos en grasas;
  • Leche y yogures enteros;
  • Quesos ricos en grasa como el parmesano, cheddar, queso azul;
  • Mantequilla y cualquier otra grasa animal;
  • Carnes grasas como la de cerdo, de res, carne de pato, tocino o ganso;
  • Embutidos como jamón, salchichón, salchichas, mortadela, jamón serrano;
  • Vísceras como el hígado, corazón, riñón o tripas;
  • Oleaginosas como nueces, avellanas, almendras, marañón, cacahuate;
  • Mantequilla de cacahuate, marañón o algún otro fruto seco;
  • Aceites de girasol, maíz, coco, linaza, oliva;
  • Pescados grasos como el atún, el salmón, trucha salmonada y la sardina;
  • Otros alimentos como el chocolate, galletas, pasta de hojaldres, caldo de carne, salsas listas y mayonesa.

Además de esto, se debe evitar la ingesta de comidas congeladas como pizzas y lasañas, comida rápida y bebidas alcohólicas.

Menú ejemplo

Este es el menú ejemplo que puedes seguir para aliviar problemas con la vesícula.

Comidas principales Día 1 Día 2 Día 3
Desayuno 2 rebanadas de pan con huevo revuelto + 1 vaso de jugo de naranja 2 panquecas medianas con mermelada de frutas + 1/2 banana 1 taza de café + 1 taza de atol de avena con frutas picadas
Merienda de la mañana 1 taza de gelatina 1 vaso de jugo de sandía 1 taza de gelatina
Almuerzo/ Cena 1 filete de pollo a la plancha acompañado de 4 cucharadas de arroz + 1 taza de vegetales cocidos como zanahoria y ejote aderezado con unas goticas de limón + 1 manzana 1 filete de pescado con puré de camote natural +ensalada de lechuga, tomate y cebolla, aderezado con un poco de vinagre balsámico + 2 ruedas de piña Pasta de calabacín rallado con carne de pollo molida en salsa de tomate natural + 1 taza de fresas
Merienda de la tarde 1 taza de melón picado 1 taza de palomitas de maíz saludables preparadas en el microondas sin aceite 1 manzana picada al horno con una pizca de canela

Si presentas problemas que no pueden ser solucionados con esta dieta, debes de acudir con tu médico para poder ser tratado de manera más profesionalmente. Para evitar complicaciones como estas, recuerda mantener un plan alimenticio saludable acompañado de una rutina de ejercicio diaria de 30 minutos al día.

Artículos Relacionados