5 recetas de mermelada sin azúcar que amarás

Cuando estamos bajo una dieta dejamos muchas cosas, pero si tienes un antojo de algo dulce prueba una de estas 5 recetas de mermelada sin azúcar que amarás.

Las dietas suelen hacer que dejemos muchas recetas que tengan azúcares entre sus ingredientes. Sin embargo, hay antojos que no podemos evitar. Si te encanta la mermelada y quieres incluirla en tu dieta, prepara una de estas 5 recetas de mermelada sin azúcar que amarás.

1. Mermelada de kiwi

Ingredientes

  • 7 kiwis maduros (280 g).
  • 2 cucharadas de estevia (30 g).
  • 2 cucharadas de miel (30 ml).
  • El jugo de medio limón.
  • 1 cucharada de gelatina en polvo sin sabor (15 g).
  • 3 cucharadas de agua (45 ml).

Preparación

  • Lo primero que debes hacer es, pelar y aplastar los kiwis en un bol mediano.
  • Luego, vierte el jugo de limón junto con la estevia en una olla a fuego medio y añade los trozos de kiwi.
  • Seguidamente, en una olla aparte prepara la gelatina con un poco de agua. Deja que enfríe un poco y viértela en la olla con el kiwi.
  • Después, agrega la miel y las cucharadas de agua para que no te quede muy espesa. Espera a que hierva  un poco más y retira  del fuego.
  • Por último, deja que la mermelada se enfríe y viértela en un recipiente de vidrio. Refrigera por al menos 1 hora y luego sírvela con lo que desees.

2. Mermelada de piña

Ingredientes

  • 1 piña madura (350 g).
  • 2 cucharadas de pectina de manzana (30 g).
  • 1 cucharada de estevia (15 g).
  • El jugo de medio limón.

Preparación

  • Para comenzar, pela y corta la piña en pequeños trozos y colócalos en una olla a fuego medio junto con el jugo de limón y la cucharada de pectina de manzana.
  • Revuelve constantemente durante 10 minutos hasta que la fruta se haya disuelto.
  • Luego, añade la estevia y revuelve durante 10 minutos más (puedes utilizar más estevia si lo deseas).
  • Después, retira del fuego y espera unos minutos para que se enfríe.
  • Para finaliza, vierte en un frasco hermético y refrigera por al menos 1 hora antes de consumir.

3. Mermelada de manzana

Ingredientes

  • 3 manzanas verdes (600 g).
  • El jugo de medio limón.
  • 1 taza de sirope de ágave (120 g).
  • 3 cucharadas de agua (45 ml).

Quizás te interese: 5 salsas para ensalada que no engordan

Preparación

  • Primeramente, lava, pela y corta la manzana en pequeños trozos y colócalos en una olla a fuego medio junto con el jugo de limón y las cucharadas de agua.
  • Revuelve durante 10 minutos para que la fruta se disuelva.
  • Después, añade el sirope de ágave para darle sabor y revuelve hasta que espese.
  • Para finalizar, retira del fuego, deja que enfríe un poco y vierte la mermelada en un frasco hermético. Refrigera por 1 hora y luego sirve con lo que quieras.

4. Mermelada de fresas con gelatina

Ingredientes

  • 1 vaso de agua (200 ml)
  • 1 sobre de gelatina (9 g)
  • 2 tazas de fresas (300 g)
  • Edulcorante (al gusto)
  • 1 cucharadita de jugo de limón (5 ml)

Preparación

  1. Poner el agua en una bandeja.
  2. Espolvorear la gelatina sobre el agua y mezclar bien. Si la gelatina es en hoja, dejarla reposar por 10 minutos en agua tibia.
  3. Calentar la mezcla de gelatina en una sartén a fuego medio hasta que hierva ligeramente.
  4. Agregar las fresas cortadas en trozos grandes.
  5. A continuación, añadir el edulcorante seleccionado y una cucharadita de jugo de limón.
  6. Aumentar a fuego alto y hervir durante tres minutos.
  7. Pasado el tiempo indicado, reducir a fuego medio, hervir durante 10 minutos.
  8. Eliminar cualquier espuma que se produzca en la superficie.
  9. La mermelada estará lista cuando forme burbujas grandes y tenga una textura de crema.

5. Mermelada de frutos rojos y chía

Ingredientes

  • 2 tazas de frutos rojos (300 g)
  • El zumo de una naranja
  • 1 cucharada de ralladura de naranja (15 g)
  • 1 cucharada de semillas de chía (15 g)
  • Edulcorante (al gusto) (opcional)

Preparación

  1. En una olla colocamos los frutos rojos. En el caso de las fresas, las trocearemos, mientras que los más pequeños podemos dejarlos enteros.
  2. Agregar el zumo de naranja y llevar a ebullición.
  3. Bajar a fuego medio e ir aplastando progresivamente hasta que tenga consistencia de puré.
  4. Cocer durante 10 minutos y agregar un chorrito de agua. Finalmente, debe quedar una crema densa y homogénea.
  5. Agregar las semillas de chía a fuego suave, para que se hidraten y puedan gelificar, haciendo un efecto parecido al del azúcar.
  6. Se puede añadir un poco de edulcorante, al gusto.

Recuerda que antes de probar una receta nueva de internet, debes conversar con tu nutricionista para asegurarte que cumpla con tu dieta y que tenga un buen aporte nutricional. Además también te puede decir las raciones que debes de comer al día. Estas fueron 5 recetas de mermelada sin azúcar.

Artículos Relacionados