5 desayunos saciantes para la semana

¿No sabes que desayunar que sea ligero pero te ayude a controlar tu hambre? Prueba estos 5 desayunos saciantes para la semana que amarás.

Cuando no estamos acostumbrados a una dieta, puede que nos descontrolemos fácilmente sin tener comidas saciantes. Si no sabes que comer durante tu desayuno que calme tu hambre, prueba uno de estos 5 desayunos saciantes para la semana.

Huevos al horno sobre aguacate

Ingredientes

  • Aguacate mediano o grande en su punto (1)
  • Huevos M o L (2)
  • Queso de rulo de cabra (2 cucharadas)
  • Pimentón dulce o picante
  • Comino molido
  • Ajo granulado
  • Pimienta negra
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra

Preparación

Precalentar el horno a 200ºC. Es preferible tener el aguacate y los huevos a temperatura ambiente. Preparar una bandeja o fuente apta para hornear y abrir el aguacate por la mitad. Sacar el hueso con cuidado.

Para que aguanten mejor, podemos practicar un pequeño corte en la base de cada mitad, procurando no llevarnos demasiada carne. Con una cuchara, agrandar un poco la cavidad de cada uno para que el huevo quepa sin problemas. A mí me gusta dejar el agujero más pequeño por arriba y profundizar por dentro, para ocultar la clara.

Salpimentar y poner un poco de queso en el interior de cada aguacate. Con cuidado, romper los huevos y ponerlos dentro. Añadir las especias al gusto, salpimentar y hornear duante unos 15-20 minutos, mejor si dejamos la yema poco hecha (va en función de gustos.). Sevir con el resto del queso desmenuzado y un chorrito de buen aceite de oliva virgen extra.

Cloud bread

Ingredientes

  • Huevos (3)
  • Queso crema (100 g)
  • Bicarbonato sódico
  • 1/4 de cucharadita de café

Preparación

Empezamos precalentando el horno a 150ºC. Después, separando las claras de las yemas de los huevos. Batimos las yemas con el queso crema hasta obtener una masa homogénea y suave. En un bol aparte batimos las claras a punto de nieve con el bicarbonato de sodio.

Mezclamos ambas masas con la ayuda de una espátula, realizando movimientos envolventes. Colocamos una hoja de papel de hornear sobre una bandeja de horno y sobre ella repartimos 9 montones de masa, formando círculos. Horneamos 20 minutos.

Quizás te interese: 4 snacks saludables de avena para ti

Panecillos fitness

Ingredientes

  • Huevos (3)
  • Queso fresco batido desnatado o yogur natural (250 g)
  • Pipas de girasol (40 g)
  • Semillas de lino (30 g)
  • Semillas de lino molidas (10 g)
  • Salvado de avena (80 g)
  • Semillas de chía (20 g)
  • Semillas de amapola o sésamo (10 g)
  • Almendra molida (60 g)
  • Levadura química (10 g)
  • Sal (g

Preparación

Batir los huevos ligeramente con el queso fresco o yogur en un recipiente mediano. Agregar todas las semillas y mezclar. Incorporar el salvado, la almendra molida, el lino molido, la levadura y la sal. Mezclar bien con suavidad hasta obtener una masa homogénea. Tapar y dejar reposar en la nevera 30 minutos.

Precalentar el horno a 180ºC. Preparar una bandeja grande o dos medianas, con papel de horno. Repartir la masa en 8 porciones, dando forma más o menos redondeada. Se pueden hacer más gorditos o más planos, al gusto, y también se pueden hacer dentro de una bandeja de molde de magdalenas o similar. Hornear durante unos 20-25 minutos, hasta que se hayan dorado.

Esperar un poco fuera del horno antes de llevar a una rejilla. Dejar que se enfríen por completo antes de guardar en un recipiente hermético. Si no se consumen en un par de días o si hace mucho calor, mejor guardarlos en la nevera o congelar bien envueltos.

Pastelitos de queso

Ingredientes

  • Queso fresco batido desnatado (150 g)
  • Yogur natural sin azúcar agregado (125 g)
  • Huevos (2)
  • Claras de huevo (1)
  • Edulcorante en polvo (g)
  • Esencia de vainilla (ml)
  • Ralladura de naranja
  • Arándanos frescos
  • Fresa o fresón

Preparación

Para elaborar estos sabrosos pastelitos de queso sin azúcar sólo tenemos que disponer de un bol o recipiente profundo donde mezclaremos el queso fresco batido, el yogur natural sin azúcares agregados y sin sabor, junto con los huevos y la clara de huevo, así como los saborizantes.

Yo usé sólo una cucharadita pequeña de esencia de vainilla, 5 gramos o sobres pequeños de edulcorante en polvo apto para cocción y la ralladura de media naranja.

Mezclamos muy bien hasta unir todos los ingredientes y formar una preparación espesa pero no consistente.

En moldes individuales antiadherentes o pincelados con aceite neutro colocamos la preparación y llevamos a horno moderado (180°C aproximadamente) por 20 minutos. Pasado este tiempo apagamos el fuego y dejamos enfriar dentro del horno.

Desmoldamos con cuidado ayudándonos de una espátula y servimos con frutas frescas varias.

Tortilla esponjosa

Ingredientes

  • Huevo (3)
  • Sal y pimienta al gusto
  • Aceite de oliva virgen extra (unas gotas para la sartén)
  • Mantequilla (15 g)

Preparación

Para facilitar la tarea, podemos separar las yemas de las claras y batir estas últimas casi a punto de nieve. Así tendremos una base muy esponjosa. Por otro lado, salpimentamos las yemas y las batimos, incorporándolas a las claras batidas.

Tras una última batida al conjunto, ponemos unas gotas de aceite en una sartén y dejamos que se caliente bien. Ponemos nuestra “espuma de huevos batidos” en la sartén y dejamos que se cocinen, primero un minuto a fuego medio y después otros 5 minutos a fuego lento.

Si queremos darle un aspecto crujiente cuando veamos que se ha hecho la parte de abajo y podemos levantar la tortilla, metemos unas pequeñas porciones de mantequilla bajo nuestra tortilla y dejamos que se dore durante un par de minutos. Después, sacamos la tortilla del fuego pero la dejamos reposar en la sartén durante dos o tres minutos para que se termine de hacer con el calor remanente. Servimos la tortilla doblándola sobre sí misma.

Recuerda que toda dieta debe de ser supervisada por tu nutricionista de confianza. Estos fueron 5 desayunos saciantes para la semana.

Artículos Relacionados